Mar 202015
 

DSC_0024

Es uno de esos lugares de peregrinaje fotográfico para cualquier aficionado de la fotografía: las Bardenas Reales de Navarra. Una paisaje de sobra conocido pero que es visita obligada cámara en mano para, sin ir más lejos, retratar ese Castildetierra mil veces fotografiado con nuestro mejor blanco y negro en plan Ansel Adams. Cuidado, eso sí, porque por algún extraño motivo esta zona despertará nuestro más bajas pasiones hacia el HDR.

Hace unas semanas estuvimos por allí de excursión y aprovechamos para probar la Nikon D5500. Una pequeña réflex de prestaciones medias pero con un excelente sensor de imagen. Además, según pudimos comprobar, aunque esta cámara en teoría no está pensada para soportar el agua, aguantó sin problemas un buen chaparrón.

DSC_0027

DSC_0053

DSC_0050

Parque natural y zona de pruebas militares -muy normal, todo- la combinación de un paseo fotográfico por aquí, una excursión al cercano castillo de Olite y una visita gastronómica a Tutela (estamos en plena ribera Navarra) es uno de esos planazos a los que cuesta resistirse.

DSC_0037

DSC_0059
DSC_0041
DSC_0032-

 

Dec 182010
 

La Nikon D7000 todavía está en pañales, pero para la insaciable maquinaria de la rumorología ya es un tema pasado. ¡Que pase el siguiente!

Pues bien, el siguiente nombre que ya se empieza a barajar con cierta timidez es la Nikon D5500, es decir, el relevo de la actual D5000 que algunos aseguran que ya está descatalogada.

Efectivamente, es muy probable que a lo largo de 2011 ya le toque el relevo a este sencillo modelo. Y tampoco hay que estrujarse demasiado la cabeza para pensar en una versión barata y más sencilla de la D7000 (16 M, vídeo Full HD,  sin motor de enfoque…)

De todos modos, lo más interesante del asunto es una pista que ya han dejado caer en Nikon Rumors: una pantalla de considerables dimensiones que podría encajar en el cuerpo de la cámara, pero también extraerse para funcionar como visor electrónico externo y autónomo.

Hasta que se concrete un poco más la idea, la verdad es que suena a ciencia ficción. De todos modos, es una opción que hace tiempo que lleva sonando pero que de momento nadie se ha atrevido a implementar de serie. Sin duda, la D5000 (primera y única SLR de Nikon con LCD articulado) sería un buen campo de pruebas para este experimento.