Nov 092011
 
Artículo de opinión publicado originalmente en QUESABESDE.COM

Hemos caminado por las callejuelas de Shanghái, subido al que presume de ser el tercer edificio más alto del mundo y visitado un templo con su Buda de Jade y todo. Hemos navegado de noche por el río Huangpu, boquiabiertos ante las luces y los rascacielos de Pudong. Hemos probado sopas de textura demasiado extraña, descubierto mil recetas con cilantro, paseado bajo la lluvia por un mercado y regateado en yuanes por algún que otro “souvenir”.

Además de jugar a “Blade Runner”, también hemos visitado la factoría donde se producen las Nikon 1, descubierto que el proyecto llevaba casi cuatro años gestándose y que el logotipo de cada cámara se rellena con pintura blanca a mano. Hemos comprobado que la Nikon J1 con el 10 milímetros puede ser una buena compañera de viaje para pasar desapercibidos, y hasta le hemos cogido cariño a las “instantáneas de movimiento” y sus musiquitas, convertidas en improvisadas bandas sonoras durante esta última semana.

Pero, como nos temíamos, hemos fracasado estrepitosamente a la hora de intentar arañar algún detalle sobre la Nikon D800. La idea era hablar de las Nikon 1, y nadie se ha saltado el guión. Las tímidas preguntas sobre la situación de las plantas en Tailandia acabaron perdiéndose en las traducciones a tres bandas entre chino, japonés e inglés.

Así que mucho me temo que seguimos sin saber cuándo demonios presentará Nikon la sustituta de la D700. Dicen los expertos en la cosa rumorológica que el 26 de octubre era la fecha elegida, pero que las inundaciones en Tailandia obligaron a cancelarlotodo en el último minuto.

Continue reading »

Mar 212011
 

A falta de no mucho tiempo (¿meses?) para que vea la luz el esperado relevo de la Nikon D700 y aunque los terribles acontecimientos de Japón posiblemente influyan en el calendario inicial previsto, no hay que echarle mucha imaginación al asunto para trazar con bastante precisión la hoja de ruta de lo que nos espera. La ruta hacia la D800 -o como se llame la dichosa cámara- será posiblemente algo muy parecido a esto:

1. Se filtra que fotógrafos de la agencia “nosequePress” podrían estar probando la cámara. Cabe deducir, por tanto, que la presentación será inminente. Prepárense.

2. Un mes después llegan las especulaciones sobre un posible retraso en el último minuto. Variedad de opiniones: algunos hablan de las consecuencias del terremoto pero otros mencionan piezas defectuosas que han tenido que ser sustituidas. Los mismos usuarios que protestan por la rápida caducidad de las cámaras maldicen ya sin ningún reparo a Nikon por no renovar la D700 después de tres años en el mercado.

3. Ahora sí. Fuentes muy fiables confirman que está al caer y que tendrá 24 megapíxeles, como se dijo hace mucho. La controversia creada por esta teoría hace que otras fuentes igualmente fiables hablen de una resolución mucho menor, más en línea con la filosofía de la D700 original.

4. Un tweet del vecino del quinto -primo de alguien que trabaja en Media Markt- hace saltar todas las alarmas: la Nikon D800 tendrá 50 megapíxeles y usará capsulas Nespresso. En realidad era una broma entre frikis con escasa vida social, pero la noticia corre como la espuma y las acciones de Nestle se disparan.

5. Por fin, todo parece estar listo y bien atado. Sin embargo, pocas horas antes de su anuncio oficial, la página web  de Nikon en Uzbekistan filtra toda la información durante 10 segundos. Por supuesto alguien estaba pendiente y consigue recopilar las especificaciones oficiales y las fotos antes de que sean borradas.

6. A la misma hora en la que se levanta el embargo sobre la información, una docena de medios on-line aseguran tener “en exclusiva mundial” la primera prueba de la Nikon D800. Simultaneamente, 500 blogs inventan un cuadro comparativo entre los datos de la D800 y de la inexistente Canon EOS 5D Mark III. Uno de ellos titula esa brillante pieza de periodismo 2.0 como “Nikon D800: ofertas, precio, sexo gratis” y, por supuesto, Google decice colarle en primera posición.

7. Sean cuales sean las característias finales, los foros se incendian. Miles de usuarios aseguran que Nikon se ha equivocado con esta cámara y que van a vender todo su equipo para pasarse a la competencia. Otros tantos aseguran justo lo contrario: Canon está acabada y la D800 es el mejor aparato diseñado por el hombre desde la rueda. Dos fotógrafos profesionales de la vieja escuela siguen insistiendo que no quieren vídeo para nada y se compran una Nikon F6.

8. A la espera de que se comercialicen las primeras unidades, se publican las primeras muestras tomadas con la cámara. Todo el mundo queda fascinado por la calidad de imagen y el rendimiento a sensibildades altas menos un señor de Ohio que descubre un hotpixel en una de las tomas.

9. El tema del #hotpixel se convierte en trending topic mundial en Twitter y lleva a miles de potenciales compradores a asegurar que han cancelado su reserva. Nikon se ve obligada a emitir un comunicado, asegurando que la unidad probada no era final y que ya ha enviado a un comando de samurais ninjas para dialogar con los listos que publicaron las imágenes de muestra.

10. Las primeras unidades llegan a las tiendas con cuentagotas y en algunos lugares se habla de meses de espera para conseguir la cámara. Mientras tanto se publican 2.469 vídeos de desempaquetado de la cámara, a cada cual más absurdo y prescindible. El retraso en las entregas se convierte en el tema elegido para una nueva versión de esa ya famosa escena de “El hundimiento” en la que ahora Hitler se acordará a gritos y con los correspondientes subtítulos de la D800 y la madre que la parió.

11. Los primeros compradores comparten sus experiencias en los foros. Tras pasar 5 minutos con la cámara, el 10% asegura estar arrepentido e incluso uno jura que su antigua Sigma SD9 daba mucho mejor resultado. Aparecen las primeras unidades afectadas por un problema de fabricación por el cual las noches de luna llena si alguien zurdo dispara la cámara mientras tararea algo de Bisbal, el temporizador de 2 segundos en realidad actua en 2,3 segundos.

12. Tras el aluvión de críticas Nikon lanza la prometida actualización de firmware y parece que la cámara vuelve a funcionar correctamente. En cualquier caso, quienes no han conseguido ahorrar para el nuevo modelo aseguran que comprársela es de idiotas porque la D700 era mucho mejor. Otros apuntan que lo mejor es esperar a la D900, porque ésta se les queda pequeña. Mientras tanto, comienzan a sonar los primeros rumores sobre la Nikon D4.

Oct 092010
 

El relevo de la Nikon D700 se va convirtiendo poco a poco en una de las noticias con más potencial de cara a los próximos meses. Tras Photokina y aunque Nikon aún tiene pendiente el lanzamiento de su sistema sin espejo, está claro que esta gama “asequible” de formato completo despierta un enorme interés entre usuarios avanzados y profesionales.

Y a falta de nada mejor donde agarrarse, un libro sobre la futurible Nikon D800 aparecido en Amazon ya ha despertado la típica histeria informativa. Sin datos oficiales con los que jugar, por ahora hay que conformarse con esta pequeña pista sobre sus supuestos 24 megapíxeles y un estreno en torno al próximo mes de febrero o marzo.

Por supuesto, no se sabe absolutamente nada oficial de esta cámara que, con el calendario en la mano, es cierto que no puede tardar mucho en llegar.

De hecho, quienes anden bien de memoria recordarán que hace unos meses ya adelantamos que el relevo de la D700 no se produciría este año, sino que habría que esperar al próximo. Aunque en su momento desde Nikonrumors nos tiraron de las orejas asegurando que en realidad la D800 -o como vaya a llamarse- llegaría mucho antes, parece que el tiempo ha demostrado que no íbamos muy desencaminados.

Pero, ¿cómo será el relevo de la D700? Más resolución, vídeo, se habla también de un precio de salida algo más bajo… entre todas esas especulaciones circula también un dato que habla de 24 megapíxeles.

¿Se ha olvidado Nikon de la fórmula del éxito de sus D3 y D700 (poca resolución y un control de ruido extraordinario) o conseguirá mantener esos niveles doblando el número de megapíxeles?

¿Cómo os gustaría que fuera el relevo de la D700?

¿Cómo será? Ya se habla de un sensor FX de 24 megapíxeles

Apr 082010
 
Un año sin PMA de Las Vegas empieza a pasar factura, dijo el terror de los casinos del Strip. Para superarlo nada mejor que rebuscar entre viejas fotos esta de hace ya un par de años, en Mónaco con una recién estrenada Nikon D700.
Algunos hablan ya de inminente renovación (¿Photokina?) pero nosotros estamos convencidos de que hasta 2011 no llegará la D700s, D700x, D800 o como se llame.
Momento, por tanto, de que comiencen las apuestas y los debates sobre si es mejor que los modelos tengan una vida comercial relativamente corta -en cuyo caso las firmas son criticadas con dureza- o que los relevos se alargaen un poco más en el tiempo. Claro que entonces las críticas son igualmente duras.
Jul 312009
 

Andaba desde hace días pensando en qué equipo utilizar para ejercer de fotógrafo en una boda este próximo sabado. Tras mucha cavilar e indagar a quien podía engañar para conseguir un préstamo veraniego, al final he optado por probar suerte con el formato completo.

© QUESABESDE.COM

© QUESABESDE.COM

Concretamente una Nikon D700. 12 megapíxeles, un enfoque excelente, y un rendimiento imbatible a altas sensibilidades. De entrada parece una buena combinación para enfrentarse a un bodorrio.

Es más peso y sólo de pensar en andar todo el día con el 28-70 y el 70-200 mm f2.8 a cuestas (Aranjuez, 1 del mediodia) le entran a uno los calores. Aun así, siempre queda la esperanza de que una gran cámara puede compensar un fotógrafo mediocre.

Por cierto, por aquello de tocar los dos extremos en la otra mano irá la Olympus E-P1 con el 17 mm f2.8 y el Panasonic 7-14 mm. A ver qué sale.