Apr 212011
 

Aprovechando el pequeño paréntesis santo, una foto con cierto aire estival ya, paseando con la diminuta Panasonic GF2 por la playa de la Barceloneta.

Esta curiosa escultura -L’Estel ferit (la estrella herida) de Rebecca Horn, acabo de descubrir- es posiblemente una de las imágenes más típicas de la zona y referencia obligada de miles de fotografías. Todas bastante parecidas, por cierto.

De mayo a octubre puede que el apelotonamiento de turistas dorándose al sol le de a la escena cierto aire al estilo Benidorm, poco bohemio y tal. Así que mejor acercarse fuera de temporada, para que no nos estropeen la foto. Para eso ya nos bastamos nosotros mismos.