Aug 132012
 

Ni un agosto sin vacaciones, ni un verano sin rumores. Fieles defensores de esta filosofía y escondidos bajo alguna sombrilla con el portátil siempre a mano hemos recopilado las especulaciones surgidas en los últimos tiempos sobre las diez cámaras que prometen amenizar este próximo otoño. Con la cita germana de Photokina a la vuelta de la esquina, nadie duda de que las firmas habrán guardado alguna novedad en la recámara para la vuelta al cole.

· Nikon D600. Se ha dejado ver ya unas cuantas veces y sus especificaciones tampoco son demasiado secretas a estas alturas, así que la siguiente réflex de formato completo de Nikon puede figurar en la lista de apuestas seguras. Hermana pequeña de la D800 y armada con un sensor de 24 megapíxeles, los visos que tiene de convertirse en la primera SLR de fotograma completo y precio asequible (se habla de unos 1.500 euros) han hecho que muchos lleven meses esperándola con los brazos abiertos. Entre las especificaciones que ya se dan por buenas están un sistema de enfoque de 39 puntos, un cuerpo sellado y un visor con una cobertura del 100%.

· Canon EOS 7D Mak II (o la eterna EOS 3D). Pese a la hiperactividad de Canon en los últimos meses (véanse el nuevo sistema EOS M, la EOS 5D Mark III y la llegada a los escaparates de la EOS-1D X), seguro que la firma tampoco se deja caer por la cita alemana con las manos vacías. Más allá de las compactas que suelen anunciarse a finales de agosto y a falta de rumores consistentes, las quinielas apuntan al relevo de la ya veterana EOS 7D. Los más soñadores tampoco descartan una réflex barata de formato completo al estilo de la Nikon D600. ¿Será esa EOS 3D de la que se lleva hablando más de cinco años? Posible pero improbable.

Continue reading »

Jun 162011
 

Vas paseando por Roma con la nueva Panasonic GF3 -tan nueva que en aquel momento ni siquiera se había anunciado- y de repente, como caída del cielo, ahí tienes la foto: un sacerdote católico y otro ortodoxo (creo) se ponen a charlar con sus uniformes de faena y la cúpula de la basílica vaticana de San Pedro de telón de fondo.

Das las gracias a San Robert Capa -único dios de los fotógrafos ateos-, coges la cámara, encuadras y es entonces cuando descubres que era verdad aquello del castigo divino para los pecadores: la puñetera batería agotada.

Por suerte, una compañera del sector que no andaba lejos -su revista es de los TIPA, pero es tan maja que todavía no me tiene mucha manía- se dejó robar la de la suya. Desgraciadamente ya no llegé al momento en el que los dos levitaban en plan instantánea de Fontcuberta , y sólo me dio tiempo a sacar esa foto de ahí arriba y esta otra en la que un tercer sacerdote retrata a la divina pareja.

¿Moraleja de esta bonita parábola? Firmas que organizáis tours fotográficos para presentar cámaras, dadnos siempre un par de baterías. Amén.