Oct 192015
 

Carta-Shirley-Kodak

Hasta los años 70 la película de color estaba calibrada sólo para pieles blancas lo que, unido a la falta de rango dinámico, daba problemas con los retratos de personas mulatas o negras. Algo que a día de hoy suena bastante surrealista pero que, según recuerdan en un interesante artículo publicado por Vox hace unos días, ocurrió durante aquellas primeras décadas en las que los carretes en color se popularizaron.

Más allá de las carencias tecnológicas y el limitado rango dinámico para poder exponer bien luces y sombras, posiblemente aquello no era sino un reflejo del racismo imperante en la sociedad. Comparado con los encapuchados de la cruz en llamas, que a Kodak le diera igual este pequeño detalle tampoco parece tan grave, ¿no?

El caso es que durante años los retratos de las personas negras o con pieles más oscuras mostraban una evidente falta de detalle. Y el drama era mayor si en un retrato de grupo había blancos y negros. ¿Pero los negros y los latinos también hacen fotos?, se preguntaría el Trump de turno.

Continue reading »