Apr 182011
 

Malos días para aquellos a los que el fútbol en general y los duelos galácticos en particular les producen urticaria y bastante verguenza ajena. Visto como está el panorama inmobiliario, emigrar a otro planeta no parece fácil, así que como revancha podemos montar nuestra propia liga fotográfica.

¿Y cual sería en este caso el partido de la década, del siglo y, si se tercia, de la glaciación? Efectivamente… la omnipresente y admirada Fuji X100 contra la cámara más freak del momento: la Pentax Optio NB1000, más conocida como la cámara Lego (aunque en realidad las piezas que usa son del sistema Nanoblock, pero tampoco nos pondremos quisquillosos)

Absurdo, pensarán. Cierto. Pero no se confien con el resultado. Y mucho menos en una de esas comparativas chuscas que tanto se estilan. Y es que poniendo las especificaciones frente a frente igual la cosa no está tan clara. Ya saben, es una contra una, el mercado es así y todas esas reflexiones que hacen los poetas deportivos.


Así que la respuesta está clara para todos aquellos cientos de miles de usuarios que hasta ahora estaban indecisos entre la Fuji X100 y la NB1000 de Pentax.

Tal y como ya imaginábamos, las cifras demuestran claramente que la mejor opción es comprarse media decena de compactas de Pentax y empezar a jugar con sus pequeñas piezas. En realidad seguiremos siendo igual de malos fotógrafos, pero al menos pasaremos un buen rato y seremos los más originales en cualquier reunión a las que nos presentemos con nuestras cinco cámaras Lego.