Dec 292014
 


Gatete2014

Ya está aquí la segunda edición de los premios tecnológicos de referencia: GATETE Awards. El único certamen que en lugar de reírse de sus lectores colándoles como mejores productos del año los de sus amiguetes, se ríe directamente de los trastos. Menos rentable pero más divertido.

Tras el notable éxito de la pasada convocatoria, el mismo jurado secreto formado por Juan Castromil, Iker Morán y el Pequeño Nicolás -que finalmente no pudo acudir pero nos dio su bendición- se ha vuelto a reunir para elegir los peores trastos de este 2014. De notarios de tan importante acontecimiento ejercieron un par de botellas de whisky, cuya marca nombraremos cuando alguien se digne a patrocinar esta tontería. Que nosotros también queremos ser influencers.

Después de las acusaciones de gallinas y cobardes recibidas en la primera edición por un reparto demasiado masivo de premios, este año la junta directiva de GATETE Awards ha decidido seleccionar  un único ganador absoluto. Pero como no es posible que en todo un año haya una sola cámara de la que reírse, también se ha optado por incluir una lista con los finalistas que han estado a punto de alzarse con el premio al peor trasto del año.

A la espera de que los ganadores y finalistas de esta edición aceptan recoger el trofeo que acredita su producto como un auténtico disparate, los organizadores no han querido dejar pasar la oportunidad de recordar que, igual que el resto de premios, estos también están en ventas. ¡Si no quieres un GATETE, paga!, aseguraron los atractivos responsables del certamen apurando la segunda botella.

And the winner is…

Por su diseño, por sus luces de neón, por la cantidad de chistes que nos ha proporcionado, por ser la cámara más ochentera del momento -sin saber aprovechar ese rollo vintage, además- este año el GATETE Awards va para la Pentax K-S1. Digna heredera de la K-01 en cuanto a diseño absurdo se refiere, esta pequeña réflex cumple con los requisitos para alzarse con este codiciado galardón: nadie la esperaba y a nadie le interesa demasiado.

Así que ahora la pregunta ya no es “¿para qué carajo sirven esas luces” sino, ¿recogerá Pentax su GATETE dorado?. Seguiremos informando.

Pentax-K-S1

Los finalistas

Sólo puede haber un ganador, pero en realidad muchas otras cámaras merecerían un GATETE plateado por recordarnos que sentido común y fotografía son dos conceptos a veces irreconciliables. Ahí va la lista de los seleccionados como finalistas este año. Están todos los que son, pero seguro que no están todos los que merecen.

· Nikon Df Gold: no parecía fácil convertir una cámara tan bonita como ésta en un engendro hortera. Pero Nikon ha vuelto a superarse y lo ha conseguido con esta edición especial.

· Sigma DP2: su calidad de imagen es incuestionable, pero ese deseo de Sigma de dar siempre la nota con un diseño que es de todo menos cómodo empieza a cansar.

· Panasonic CM1: lanzar un smartphone fotográfico con tan buena pinta como este y luego no traerlo a España es de cobardes. Y en los GATETE Awards no nos gustan los cobardes.

· Hasselblad HV: las Sony de lujo que vende -o intenta vender- Hasselblad son un chiste de mal gusto. La HV basada en la A99 es el penúltimo intento de copiar el modelo de Leica. Puestos a ser pijos, preferimos el móvil de Vertur con cámara Hasselblad. Sobre todo porque incluye mayordomo.

· Galaxy Camera 2: un diseño más bonito no hace que un bicho raro que no acaba de estar cómodo ni entre los teléfonos ni entre las cámaras funcione. Como diría alguna otra marca: “Samsung por favor, no insistas”

· Canon EOS 1200D: es barata y se vende como churros, pero los niveles de exigencia de los GATETE Awards están por encima de estos pequeños detalles. Por ser la réflex más soporífera del año a punto ha estado de ganar el premio absoluto.

· Sony QX1: en el apartado “tenemos la solución, ahora busquemos un problema” Sony ha colocado su nuevo QX1. Innovador, arriesgado, futurista… no venderán ni uno.

· Leica T: bostezo con doble tirabuzón para el nuevo sistema de Leica, coloquialmente conocido como la M para pobres y modernos. Ni aporta nada, ni emociona.

Dec 302013
 

Elegir las mejores cámaras del año lo puede hacer cualquiera. De hecho lo hacen. Pero señalar con el dedo y reírse públicamente de los peores trastos… eso ya es una misión sólo al alcance de unos pocos valientes.

Con esta premisa bajo el brazo y un whisky en cada mano –por dárselas de machotes, básicamente- un jurado secreto formado por Juan Castromil e Iker Morán ha sido el encargado de asumir esta tarea. Algo que el sector llevaba años pidiendo a gritos y que por fin se hace realidad con la primera edición de los GATETE Awards.

Gatete2013

Llamados a convertirse en un nuevo referente del mercado fotográfico y tecnológico, los GATETE Awards han querido rendir un homenaje a la filosofía de tantos otros premios, aunque dándole la vuelta a la fórmula tradicional.

“Si no quieres que tu cámara se lleve un GATETE Award, paga”. Así han resumido sus organizadores el mecanismo de estos premios de carácter anual y gracias a los cuales esperan poder retirarse en un par de años, confesaron.

Además de tantas categorías hechas a medida como hagan falta –otro guiño a los premios más veteranos- un modelo será distinguido con el codiciado GATETE D´Or atendiendo a los mismos criterios sin fundamento que el resto de categorías. Y premios del sector.

Y sin más preámbulos, vamos con los ganadores de este año.

  • GATETE 2013 a la Cámara más “No hay por donde cogerla”. Canon PowerShot N. No hay discusión posible: sencillamente es que no hay por donde cogerla. Explicar como funciona es complicado, así que nos imaginamos cómo será venderla.
  • GATETE 2013 a la Cámara de belleza más escondida. Hasselblad Lunar. La prueba definitiva de que tener dinero no significa tener buen gusto.
  •  GATETE 2013 a la Renovación más “con un par”. Nikon D610, por su elegante forma de afrontar los problemas de la D600: ignorarlos y presentar un modelo nuevo.
  •  GATETE 2013 al Invento de marketing más inflado. HTC ONE. Prometía reinventar la fotografía móvil, pero al final sólo ha inventando un nuevo palabro para nuestro diccionario de tecnologías condenadas a ser olvidadas: UltraPixel.
  •  GATETE 2013 a la Cámara más “a ese precio ni de coña”. Samsung Galaxy NX. La cámara más moderna y conectada del momento es también la más absurdamente cara. ¿1600 euros? ¿En serio? Que a Messi le parezca bien, no significa que con los demás cuele.
  •  GATETE 2013 al Nombre menos afortunado Ricoh Theta. ¿Hace falta explicarlo?
  •  GATETE 2013 a la Cámara más bipolar. Sony A3000, por no tener claro si es una Alpha o una NEX. Por su postureo de cámara negra y grande. Por alimentar a los listos que buscan algo aparente y barato. Por esa sobredosis de plástico que da penica entre las manos. Porque no nos esperábamos algo así de ti, Sony.
  •  GATETE D´Or 2013. Por crear expectación para nada. Por considerar que un nuevo color merece una campaña de lanzamiento. Por cabrear a los usuarios de la marca que enseguida se hacen ilusiones. Y, sobre todo, por provocarnos un enorme bostezo, el jurado ha decidido por unanimidad que el primer GATETE D´Or vaya para la Canon EOS 100D blanca. White Kiss, Golden GATETE.
  •  GATETE Especial del Jurado al “Buen intento amigos, pero no compres imitaciones” Duelo Lumix G 2013  de Panasonic. Por intentar igualar con escaso éxito el nivel fotográfico de anteriores ediciones.