Sep 192011
 

Si los pronósticos y la agenda marcada por la rumorología se cumplen, sólo faltan 48 horas para que Nikon desvele su nuevo sistema de cámaras sin espejo. ¿Otra EVIL más? En parte sí, pero seguro que los aficionados a la historia de las cámaras fotográficas también han reparado en un detalle muy significativo: se trata de la primera vez en muchas décadas que Nikon estrena una nueva bayoneta y acaba con la soledad de su mítica montura F.

Y es que como es bien sabido, Nikon se ha mantenido fiel a su montura desde que fuera presentada en 1959. A diferencia de otras compañías, Nikon y Pentax fueron las únicas que en su momento no hicieron borrón y cuenta nueva para introducir el sistema de enfoque automático. Algo que, por ejemplo, sí ocurríó en Canon, que abandonó el sistema FD para dar el salto al EF.

Se dice que la nueva montura de estas pequeñas cámaras podría llamarse CX. ¿Nikon F CX? En realidad sería un poco de trampa porque, lógicamente, hará falta un adaptador para poder seguir utilizando las ópticas F, pero no es una estrategia descabellada para poder mantener ese discurso de continuidad.

Parece que dentro de un par de días saldremos de dudas, pero repasando la información sobre la historia de las cámaras con ópticas intercambiable de Nikon es fácil descubrir que -además de fabricar objetivos para otros sistemas- en realidad la bayoneta F no ha sido la única empleada por la firma a lo largo de estos años.

De entrada, antes de que la Nikon F viera la luz a finales de los 50, la compañía produjo durante casi diez años cámaras de visor con montura Nikon S, una variente de la empleada por las Zeiss Ikon y sólo compatible en algunos casos con las ópticas de este sistema. Pese a no ser modelos muy conocidas, un rápido vistazo a la galería de imágenes de aquellas cámaras obliga a repetir eso de que al menos en cuanto a diseño, que cualquier tiempo pasado fue mejor.

Continue reading »