Jun 112012
 

Tras demostrar que somos tan listos que podemos engañar a Merkel y compañía para que nos presten 100.000 millones de euros en “condiciones muy favorables” ahora toca decidir en qué nos vamos a fundir toda esa pasta.

Una tarea harto complicada para la que  nos ofrecemos como asesores y redactores de informes en plan Instituto Noos. Como adelanto a nuestra increíble capacidad para generar propuestas geniales, ahí van algunas ideas de lo que podríamos hacer con el dinero del rescate… (mejor no entrar en debates nominalistas)

· Si con 500 millones de euros Panasonic podía convertirse en el mayor accionista de Olympus, podemos calcular a ojo que esos 100.000 millones alcanzan para comprarnos Nikon, Canon, Sony y guardar algo suelto para Olympus. ¡Por fin nuestro plan de crear la marca Cakony podría ver la luz! Un mercado sin posibilidad de fanboys… ¿Acaso hay mayor felicidad que esa?

· Comprar más de 7 millones de cámaras Leica M Monochrom con el Noctilux 50 mm f0,95. Una cantidad casi suficiente para regalar una a cada habitante de la provincia de Madrid (por ejemplo). De este modo aseguramos la producción de las fábricas alemanas para el próximo siglo. Con un poco de suerte puede que necesiten mano de obra y podamos emigrar todos allí. Como opción menos populista también se puede optar por elegir a sólo 2.000.0000 de habitantes que merezcan una Leica S2 con un par de ópticas.

· Inyectar todo el capital en Kodak imponiendo las siguientes condiciones: traslado de Rochester a Marina D´Or, resucitar la película Kodachrome y aquellas preciosas cámaras que fabricaban hace décadas y destierro a Siberia de los directivos que un día decidieron que hacer impresoras y compactas aburridas era una buena idea.

· Comprar 125 millones de Pentax K-01 (versión amarilla). Calculadora en mano eso da como para formar una hilera de 7 kilómetros de longitud y de color fosforito que podría utilizar para señalizar las pistas del aeropuerto de Castellón. Desgraciadamente no quedaría presupuesto para aviones.

Continue reading »