Jul 092014
 
RinconesNikon02

© Angel Martinez Moreno

¿Harto de repetir siempre las mismas postales cuando vas de viaje y de que a la vuelta Fontcuberta te apunte con el dedo mientras grita poseído por el espíritu de la postfotografía? Conscientes de ese problema, en Nikon han decidido hablar de sus cámaras -a eso se dedican, claro- de una forma bastante original: enumerando los rincones favoritos de cuatro fotógrafos en otras tantas ciudades de Europa.

Empezando por casa, la Plaça Sant Felip Neri es la elegida. No podemos estar más de acuerdo con Ángel Martínez Moreno, el fotógrafo responsable de esta elección. De hecho, este rincón algo escondido -no lo suficiente porque normalmente está repleto de turistas- suele ser parada obligada cada vez que toca andar de paseo por la zona para probar alguna cámara. Así que además de reconocerle el mérito por cazar la plaza desierta, añadimos un consejo a los que él propone (incluir el empedrado del suelo, ir al mediodía por la luz…): ojo con ir a eso de las 11 de la mañana porque se llena de niños del colegio que está en la misma plaza.

Continue reading »

Jul 072011
 

Última entrega de la trilogía romana con la Panasonic Lumix GF3. Y es que, como ya se sabe, los artistas somos así: cuando nos ponemos en serio acaba saliendo una obra en tres entregas. Por lo menos.

Ahora toca revisar las fotos de la reciente visita a Viena con la nueva Olympus E-P3, a ver si ha salido algo medianamente decente para rellenar los próximo jueves o ha llegado el momento de tomarse unas vacaciones.

Jun 232011
 
Se busca título para esta pecaminosa postal romana sacada hace un par de semanas con la Panasonic GF3 y el flamante Leica 25 mm f1.4.
Imprescindible mantener las formas con la turista en cuestión -que afortunadamente no se giró mientras me acercaba en plan paparazzo con los colmillos afilados al ver las postales expuestas- y, por supuesto,  con el difunto Papa.
Aunque fijándose con un poco de atención, ¿me lo parece a mi o todas las miradas de su Santidad confluyen en el mismo lugar?
Jun 162011
 

Vas paseando por Roma con la nueva Panasonic GF3 -tan nueva que en aquel momento ni siquiera se había anunciado- y de repente, como caída del cielo, ahí tienes la foto: un sacerdote católico y otro ortodoxo (creo) se ponen a charlar con sus uniformes de faena y la cúpula de la basílica vaticana de San Pedro de telón de fondo.

Das las gracias a San Robert Capa -único dios de los fotógrafos ateos-, coges la cámara, encuadras y es entonces cuando descubres que era verdad aquello del castigo divino para los pecadores: la puñetera batería agotada.

Por suerte, una compañera del sector que no andaba lejos -su revista es de los TIPA, pero es tan maja que todavía no me tiene mucha manía- se dejó robar la de la suya. Desgraciadamente ya no llegé al momento en el que los dos levitaban en plan instantánea de Fontcuberta , y sólo me dio tiempo a sacar esa foto de ahí arriba y esta otra en la que un tercer sacerdote retrata a la divina pareja.

¿Moraleja de esta bonita parábola? Firmas que organizáis tours fotográficos para presentar cámaras, dadnos siempre un par de baterías. Amén.