Jul 012010
 

Marchando otra dosis de postales niponas. Esta en un puestecillo de comida cerca del templo de Sensoji y con la Panasonic Lumix DMC-G2 entre las manos.

La zona se presta, pero hay que reconocer el humor y paciencia de esta gente con los trillones de turistas que andábamos por allí.

Hablando de Japón, los chicos de The Japan Photo Project acaban de llegar al ecuador de su aventura fotográfica por aquel país. No sé como andarán las reservas de jamón -que no todo va a ser sushi- y energías, así que muchos ánimos para esos seis meses que quedan por delante.