Apr 082013
 

MobilePhoto

Teniendo en cuenta que por aquí nos gusta más la polémica que a Toni Cantó una tiza, no es de extrañar que el trío fotografía-cámaras-teléfonos móviles sea uno de nuestros temas preferidos. Y es que, a pesar de ser un asunto que ya lleva un tiempo planeando sobre el sector, promete seguir dándonos de qué hablar durante una buena temporada.

Por mucho que estemos de acuerdo en que lo importante es la imagen y quién la hace -ver, pensar, encuadrar, disparar, editar…- y que el trasto con el que está realizada es un dato más, sería absurdo negar que la llamada fotografía móvil está de moda.

Ejemplos no faltan. El diario The New York Times colocaba hace unos días en su portada una foto hecha con Instagram. ¿Tiene alguna importancia que la instantánea en cuestión haya sido tomada con un móvil o con un Phase One de 80 megapíxeles? Visto el revuelo generado, está claro que sí.

No es un caso puntual. Hace nada descubríamos a través de El Asombrario la revista Shooter: una publicación muy aparente que presume de ser “la primera revista del mundo dedicada a la fotografía móvil”. Y ya vimos también que se puede plantear una sesión de moda usando sólo teléfonos móviles.

En todos los casos parece que las fotografías tienen que compartir en cierto modo protagonismo con la tecnología usada para tomarlas. Es curioso como el planteamiento original (con un móvil también se pueden sacar fotos, el aparato es lo de menos…) se ha ido diluyendo hasta convertir el teléfono en parte activa de la ecuación fotográfica.

Continue reading »