Mar 292011
 

Sabemos tanto de la Fuji X100 que pronto necesitaremos una X200 para no quedarnos sin tema. Algo así comentábamos el otro día con la gente de Fujifilm aprovechando una rueda de prensa celebrada en Sonimagfoto.

Medio en broma pero conscientes de que en realidad llegará un momento en el que se habrá hablado tanto de este modelo que hasta los más interesados pueden acabar un poco saturados y aburridos.

Lo más gracioso del asunto es que todavía falta un mes para verla en los escaparates. Pese a ello pocas interioridades faltan por conocerse. Así que ahora que ya está más o menos claro que el conjunto tiene un excelente rendimiento y a la espera de que alguien  encuentre el inevitable error de turno -una semana de crisis, actualización de firmware y olvidado- la gracia está en los detalles más tontos.

Por ejemplo, hace poco trascendió el precio al que Fujifilm está ofreciendo la cámara a las tiendas y distribuidores. Un dato curioso para quienes quieran coger la calculadora y comprobar el margen que deja este modelo. Imagínense, por cierto, los grandes beneficios que dejará una compacta de 99 euros.

Sabemos también que la X100 es sólo la primera de una saga y un paso de la compañía para volver a acercarse al profesional de la fotogragfía, un tanto abandonado tras la desaparición de la última FinePix S5 Pro. No es (sólo) un capricho -insisten- sino la cámara que desde hace años esperaban muchos fotógrafos.

El caso es que durante la citada rueda de prensa, los portavoces de la firma dejaron caer otro dato interesante. No es ningún secreto que el entusiasmo despertado por la X100 también ha sorprendido a Fujifilm e incluso se podría decir que ha desbordado sus previsiones más optimistas.

¿Pero en qué se traduce todo eso a la hora de la verdad? ¿Cuantas cámaras de este modelo se esperan vender a lo largo de este año en España? Pues nada menos que 2.000, estima la propia compañía. En Reino Unido la cifra podría multiplicarse por 3 o 4.

¿Muchas o pocas? Aunque si volvemos a coger la calculadora y multiplicamos por 999 euros la cantidad es imponente -yo a partir de cuatro ceros me mareo- está claro que la X100 no es uno de esos modelos diseñados para ser rentables. Por muy cara o sobrevalorada que les parezca a algunos, aquí lo que está en juego es el prestigio de la firma.

Y esa batalla, al menos por ahora y salvo sustos del último minuto, parece que la ha ganado. Las cuentas ya son otro tema.

Mar 232011
 
Artículo de opinión publicado originalmente en QUESABESDE.COM

Si algo hemos aprendido con el desastre de Japón es que por estas tierras la prensa es única cuando se propone evitar que la realidad le estropee una buena historia. “Caos y éxodo en Tokio”, repetían los titulares mientras los habitantes de la zona se miraban entre sí preguntándose de qué hablaba esa gente. Sabrán ellos, responderían Piqueras y sus aprendices entonando aquello de “espeluznantes imágenes” y demás patrañas.

Con los medios de este sector a veces ocurren cosas parecidas. Y más cuando toca feria. De hecho, no se extrañe si durante estos días se encuentra en su periódico favorito con un publirreportaje -perdón, “páginas especiales”- cantando las bondades de Sonimagfoto & Multimedia, una feria que se celebra esta misma semana (del 23 al 27 de marzo ) y que desafortunadamente no pasa por sus mejores momentos.

Visto el panorama, la verdad es que resulta tentador tirar por una vía igual de cómoda y, posiblemente, más ajustada a la realidad. Bastaría con recuperar la crónica que publicamos hace dos años (durísima, según algunos; realista, nos comentaban otros), cambiar las fechas y un par de datos, y listo.

Pero como somos unos románticos y un poco tontos, de esos que no ajustan su agenda de noticias a tal o cual campaña publicitaria, no jugaremos a buenos y malos. Si las cuentas no me fallan, ésta será mi quinta cita con Sonimagfoto. La primera fue desde el otro lado de la barrera, con Casanova Foto y el resto de plumilla impertinente. Así que, aunque sea sólo por coherencia con esa ligera veteranía, el asunto merece un análisis más pausado.

Continue reading »