Oct 142013
 

Sony_publiSi los móviles van a acabar con las cámaras compactas, al menos que sean nuestros móviles. Ese parece ser últimamente el grito de guerra de las compañías que pelean tanto en el sector de la telefonía móvil como en el de la fotografía. A priori parece una ventaja frente a los Nikon, Canon u Olympus de turno que no tienen un smartphone que llevarse a los gráficos de ventas, pero esta situación un tanto bipolar también tiene sus problemas.

¿Potenciar mucho las virtudes fotográficas de los móviles aún a riesgo de que la gente se olvide de las compactas que también venden? Esa parece ser la idea. Si tiene que haber competencia, al menos que sea nuestra. Mejor canibalizar nuestra propia gama que ver cómo lo hacen otros, que dirían con un PowerPoint de dos horas los de marketing.

En esa batalla andan últimamente Samsung y Sony, sin que parezca que tengan mucho problema en torpedear sus compactas a base de teléfonos que sueñan con ser cámaras. Y cada vez, la verdad, ese sueño se acerca más a la realidad para muchos usuarios que han decidido que la cámara de verdad vuelve a ser cosa de cumpleaños y vacaciones.

Continue reading »