Apr 202016
 

TIPA-2016

Con los premios TIPA ocurre algo parecido a lo que pasa en esos lugares en los que la corrupción es tan descarada y evidente que ya nadie se molesta en disimular: les acabas cogiendo cariño. Es tal su chulería y esa desgana por intentar ocultar los trapicheos que cuando les dices algo se te quedan mirando con cara de “pues claro, gilipollas”.

Por suerte esto es bastante menos serio que las Gürtel y compañía -“y los ERE qué”, se escucha de fondo- así que tampoco nos pongamos en plan terrible. Los TIPA son unos cachondos, punto. Y cada año acuden puntuales a su cita para demostrarlo.

Saben que nadie les toma en serio. Saben que muchos de los medios que forman parte de esta asociación sobreviven sólo para poder seguir trincando pasta de los TIPA. Son tan conscientes de que esta mierda sólo importa a las marcas que pagan por ello -y a mi, que cada año escribo la rajada de rigor- que ya ni se molestan en hacer una foto de grupo en condiciones. Pero, oye, ahí les tienes, reuniéndose en San Francisco para su conferencia anual, mientras tú, como mucho, te reúnes en el bar de la esquina.

Y para demostrar que la vergüenza y el rigor ni está ni se la espera en sus fiestones pagados con el impuesto revolucionario que cobran a las compañías, este año se han superado a sí mismos. Lo de poner muchas categorías (40 concretamente, así que repásala con cuidado porque igual te ha tocado un TIPA y ni te has enterado) es un clásico, pero la cosa no se queda ahí. Veamos algunos de los grandes chistes que esconde la larga lista de premiados de este año.

Sony A68, mejor DSLR. Vamos a pasar por alto que es la típica cámara que, por ser finos, tampoco mucha gente está esperando impacientemente. También que todavía no ha llegado al mercado y cabe dudar que estos muchachos la hayan probado. Lo mejor del asunto es que la mejor réflex del año es una cámara que no es réflex. Es, amigos, una SLT y se supone que es -o era- la alternativa de Sony a las SLR. Aplauso fuerte.

Nikon D5 y Canon EOS-1D X Mark II. Para llevarse bien con todo el mundo, lo mejor es que haya muchos premios, así  cada uno tiene el suyo. Sólo así se explica que la Nikon D5 sea la mejor cámara profesional de acción y la nueva 1D X la “mejor cámara profesional de vídeo y foto” .¿Es o no un malabarismo precioso?

Continue reading »

Aug 312015
 

EISA

Si algo hemos aprendido este verano es que cada uno se gasta el dinero como quiere, los precios son libres y aquí quien más quien menos se intenta buscar la vida. Da igual que seas un chiringuito de Formentera o una de esas asociaciones de revistas que cada año pasan el recibo de su particular impuesto revolucionario a los fabricantes. Aquí de lo que se trata es de sacar adelante un negocio.

Es verdad que a los TIPA les tenemos especial cariño, pero los EISA también merecen un pedacito de nuestro corazón. Que para algo llevan 33 años con este tinglado y anunciándonos, verano tras verano, cuáles son los mejores productos del año en fotografía, imagen y sonido.

Mientras acabamos de reírnos, la lista de premios fotográficos de este año da para los típicos bostezos y chistes de siempre. A estas alturas da bastante pereza repetir lo de siempre, pero como alguien tiene que hacerlo ahí va por si has estado despistado la última década.

No, las marcas no compran directamente los premios. Sí, los premios son un camelo para conseguir dinero de las marcas. ¿Cómo? Muy fácil. Además de lo evidente -llevarse bien con las compañías para intentar que caigan algunas migajas publicitarias- los afortunados galardonados que tengan la genial idea de lucir el logotipo de los EISA (o los TIPA) en su producto tendrán que pasar por caja.

Sencillo, limpio y aparentemente legal. Eso sí, como decimos siempre, si ves un sello de TIPA, EISA o una estatuilla horrible de esas… desconfía, porque alguien ha pagado para que esté ahí. El único premio realmente serio y creíble en este sector son los Gatete Awards y, curiosamente, nadie parece estar deseando recibir uno.

Aclarado el rollo de siempre, hay que reconocerles el mérito a los muchachos de EISA. Más de 30 años y esta mandanga sigue funcionando pese a que, de puertas para dentro, fabricantes, medios, distribuidores y, por suerte cada vez más clientes, sabe que es poco más que un chiste.

Así que aplauso fuerte para los geniales comerciales capaces de convencer año tras años a los japoneses de turno para que sigan aflojando el bolsillo y pasando por el aro. Somos EISA, llevamos 33 años otorgando los mejores premios, somos muy buenos haciéndolo. Eso es un lema y no los de Don Draper.

¿Qué hacemos? ¡Dar premios! ¿Cuales? ¡Los mejores! ¿Y cómo lo hacemos? ¡De puta madre! Contratado Forrest. Imprímelo y a otra cosa. Esperemos que les dure muchos años el negocio y puedan seguir viviendo de repartir premios, porque ya verás el día que tengan que ganarse el sueldo haciendo periodismo.

Apr 132015
 

TIPA_selfie

Los premios TIPA han decidido celebrar su 25 aniversario incluyendo en su escueta lista de ganadores una nueva categoría dedicada al que, sin duda, es el accesorio de moda en el mundo de la fotografía. Así, a los casi 40 premiados en esta edición 2015 la organización  ha decidido sumar un nuevo reconocimiento al mejor palo para selfies de este año tras comprobar que incluso Barack Obama es usuario de uno de ellos,

Pero a diferencia de lo ocurrido con el resto de premios, el galardón no ha sido para ninguna de las compañías dispuestas a pagar el impuesto revolucionario de estos veteranos premios, casi tan prestigiosos como respetados. Y es que, según ha podido saber este medio, en la votación celebrada por la organización, el ganador absoluto de esta nueva categoría fue “el que tengo aquí colgado”, reconocido como el mejor palo para selfies de 2015.

Aunque a priori cabría pensar que tan polémica decisión fue tomada -igual que el resto de premios- a última hora de la ceremonia que anualmente organizan los medios pertenecientes a TIPA, el hecho de que la citada reunión tuviera lugar en Dubai lleva a pensar que en realidad no se consumió alcohol.

En cualquier caso, fuentes cercanas a la organización que han preferido mantener el anonimato mientras superaban el ataque de risa al ver como algunos pardillos siguen picando -“esto no lo publiques”, matizaron- aseguraron que esta categoría ha seguido el protocolo habitual de los premios: analizar en profundidad las mejores opciones del mercado y comprobar qué firma está dispuesta a pagar por lucir el logo del premio o compensar el favor con alguna campaña publicitaria.

Todo iba sobre ruedas -indicaron- hasta descubrir que ningunos de los 3.652 fabricantes chinos de palos para selfies estaba dispuesto a soltar un yuan a cambio de un TIPA. De ahí que se optara por decidirlo mediante votación mientras se servían los postres. Fue en ese momento cuando se desató la tragedia: la ocurrencia de uno de los miembros de la asamblea que se levantó y gritó “palo para selfie el que tengo aquí colgado” mientras giraba su servilleta en modo boda acabó por ser la opción más votada.

Aunque desde TIPA han preferido mantener en secreto esta nueva categoría a la espera de que haya mejores postores, las mismas fuentes secretas apuntaron desde Dubai vía telegrama -la modernidad siempre ha distinguido a los medios que conforman esta organización- que confían en poder premiar el palo de selfies de Nikon en la próxima edición.

Nov 282011
 

Aunque hace ya años que visito al terapeuta y sigo un estricto tratamiento homeopático para superar mi alergia a los premios -dilúyase la mala hostia y la verguenza ajena que provocan en 1.000 litros de agua y tómense dos gotas bailando reiki y esnifando flores de bach- empiezo a creer que es algo crónico.

Y es que pasada la epidemia de TIPAs y EISAs, según se acerca el fin de año y todos esos premios a los mejores productos de 2011 vuelven los ataques. Pensaba estarme calladito, pero me ha asegurado el doctor que es mejor exteriorizar la mala baba. Y más justo, además. Si se reparten sopapos a unos, qué menos que repartirlos para todos.

“Sony NEX-7, mejor compacta/sin espejo” leo en la noticia que publican en el blog de tecnología Xataka sobre los premios que han otorgado hace unos días. Es sólo una categoría de las quince de sus galardones. Aunque resulta tentador dejarse llevar por la inercia del 2.0 y hablar y opinar de todo, me limitaré a la parte fotográfica, que es de lo que supuestamente me suena algo.

Continue reading »