Nov 012010
 

(Artículado publicado en QUESABESDE.COM)

Paren las rotativas. Sony ha anunciado que abandona la producción de sus reproductores y grabadores de casete Walkman. ¿Pero todavía los seguían fabricando?, se habrá preguntado más de uno al ver repetida la misma noticia en centenares de medios a lo largo de la pasada semana.

Pues se ve que sí. O eso o los chicos de Sony han estado ágiles y, aprovechando que a los periodistas nos gusta más una efeméride que a Sánchez Drago las ficciones literarias, han conseguido colar la marca Walkman en todos los titulares. Oiga que casetes de esos ya no tenemos pero Walkman sigue vivo en nuestros teléfonos móviles y reproductores mp3.

Sea como sea, el caso es que este anuncio ha producido la clásica y predecible ola de nostalgia: que si mi primer Walkman me lo regalaron en la Comunión, que si era un trasto enorme, que si te acuerdas cuando rebobinábamos las cintas con un lápiz para ahorrar pila, que si nosotros ya nos reíamos de la SGAE con lo de grabar canciones de la radio o pedirle copias al primero de la clase con un aparato de dos pletinas…

De acuerdo, como tecnología las cintas magnéticas son un poco birria. Nada que ver con el glamour de los vinilos, así que posiblemente están condenadas a perderse en los anales de la historia como el VHS o, como mucho, a decorar con su imagen camisetas y bolsos de diseño retro durante la próxima década.

Continue reading »

Feb 212009
 

No es ningún secreto que la fiabilidad de los estudios de mercado es más que cuestionable por el simple hecho de que, normalmente, quien lo encarga -y paga- es el que suele salir ganando.

© GFK - Sony

© GFK - Sony

Y no es que haga falta trucar los números o mover un gráfico un poco más a la derecha para que el cliente que firma el cheque se queda contento… muchas veces es la propia pregunta la que puede dirigir la respuesta hacia donde nos interesa.

No entraremos ahora en estériles debates sobre si el iPod es o no el mejor mp3 del mercado. Los expertos en estass cosas del sonido -y listos varios que pasaban por ahí- dicen que ni de lejos, así que no seré yo quien contradiga sus sabias palabras.

Continue reading »