Apr 162011
 

¿Hartos de tantos rumores que tardan meses en materializarse? ¿Las especulaciones sobre las Samsung NX20 y NX200 para este verano te dan absolutamente igual? En ese caso lo mejor será dejar por un rato todas esas cámaras futuribles y repasar directamente ideas estrambóticas que posiblemente nunca se convertirán en productos reales -no al menos en unos años- pero que al menos son curiosas y bastante divertidas.

La WVIL es ya una vieja conocida de la casa. Visto el entusiasmo que despertó a princpios de año, los creadores de esta cámara concepctual vuelven a la carga con un vídeo en el que muestran como sería su funcionamiento. La verdad es que pinta muy bien, aunque hay un detalle que llama la atención: mucha modernez y ciencia ficción pero a la hora de la verdad el sonido que se simula en el momento del disparo es el de toda la vida. Si es que somos unos nostálgicos.

Tampoco es nueva la historia de los carretes digitales. Tras la que se lió con los RE-35, ha aparecido otro proyecto con similar idea y nulas perspectivas de futuro. La pregunta del millón es, si realmente hay tantos usuarios ineresandos en algo así, ¿por qué nadie se decide a fabricarlo?

Mención aparte merece la Nikon D800 en versión transformer que, más allá de la empuñadura giratoria, retoma una idea que cada vez suena con más fuerza: una pantalla móvil que pueda separarse del cuerpo de la cámara. Parece que el camino para este tipo de artilugios es recurrir a un dispositivo externo -usar el iPad como pantalla, por ejemplo- pero veremoes cómo veremos evoluciona la idea en los próximos años.

Rumores factibles cero, pero temas de conversación fotográfica para el lunes a la hora del café no nos faltarán.

Jan 152011
 

Han pasado sólo dos semanas de este 2011 y ya tenemos sobre la mesa decenas de nuevos modelos y, lo que es más divertido, unos cuantos rumores de lo que podría llegar en los próximos meses.

No obstante, la historia sobre la que más se ha hablado durante estos últimos días no es ni siquiera un rumor. Como se puede ver en el vídeo -a poco que pongamos el modo escéptico en ON- es simplemente una ingeniosa treta de un estudio de diseño para llamar la atención.

Y parece que lo han conseguido. No es para menos teniendo en cuenta que su propuesta es algo así como una cámara diminuta, con un sensor de formato completo, una pantalla inmensa y, lo que es mejor, un sistema que permite separar la óptica y el captor del cuerpo y trabajar de forma remota. ¡Y además es también un teléfono!

Aunque a estas alturas parece que ya ha quedado bastante claro, por si acaso no está de más recordar que esa WVIL de la que tanto se ha hablado no es real.

¿Una propuesta sobre como podrían ser las cámaras dentro de unos cuantos años? La verdad es que ahora mismo suena suficientemente descabellado como para que no nos lo tomemos en serio. Pero, ¿alguien se atreve a poner por escrito que jamás existirá una cámara así?