Mar 252013
 
Vargas_Llosa

© Daniel Mordzinski

En Le Monde han decidido tomarse al pie de la letra las enseñanzas del bueno de Fontcuberta y su alegatos postfotográficos. Puesto que en el mundo hay ya demasiadas fotografías, nada mejor que hacer un poco de limpieza.

Empezando, por ejemplo, por los negativos y diapositivas que el fotógrafo Daniel Mordzinski  guardaba en una oficina de este rotativo francés y que han acabado en la basura.

27 años de trabajo y uno de los archivos fotográficos de escritores hispanoamericanos más completos del mundo perdidos. Nadie dijo que la postfotografía en su versión más radical fuera fácil, amigos.

Bromas al margen -no tiene ninguna gracia, la verdad- y mientras más de uno andará digitalizando su archivos por lo que pudiera pasar, ayer mismo amanecíamos con un artículo de Mario Vargas Llosa sobre el asunto.

Amigo de Mordinzski y retratado por él en numerosas ocasiones, Vargas Llosa nos ponía los dientes largos con un gran comienzo (“El fotógrafo Daniel Mordzinski ha perdido los negativos y diapositivas de 27 años de trabajo…” ¿perdido?) pero pronto daba un giro optimista bastante soso. Y decepcionante para los que siempre esperamos con las uñas afiladas la penúltima ocurrencia del Premio Nóbel de Literatura más liberal de todos los tiempos.

Y es que al contrario que Luis Sepúlveda que no dudaba en arremeter contra Le Monde por semejante error, Llosa opta por animar al fotógrafo y mostrarse convencido de que ya andará rehaciendo su archivo a base de nuevas imágenes. Mario, ¿seguro que la desaparición del archivo de Mordzinski no es culpa del régimen castrista o del nacionalismo catalán? Esperábamos más del flamante presidente de honor de la Fundación Progreso y Democracia de UPyD.

El caso es que, pese a la tibieza y el buen rollo que destila el texto, seguía habiendo algo en el artículo que nos chirriaba. Además del autor, claro. Y eso que nos hizo gracia descubrir -investigando un poco por la red- esa concepto de “fotinskis” que usa Mordzinski para referirse a los retratos en los que pide al protagonista que en cierto modo actúe frente a la cámara para componer la escena deseada.

Fue al tercer sorbo de café -por la mañana andamos más lentos de lo habitual- cuando todo encajó. La causa de aquella desazón mientras leíamos era la misma de siempre: los lamentos fotográficos impresos en un diario que cada día pone su granito de arena para que los fotógrafos -los periodistas en general, que tampoco es nada personal contra los de la cámara- sean una especie en extinción dan un poco de risa.

Los ánimos de Vargas Llosa a su amigo fotógrafo son admirables y seguro que muy sinceros. El problema es que llegan desde las mismas páginas donde hace un par de días el diario de Cebrian se lavaba muy elegantemente las manos sobre el asunto y se mostraba de lo más comprensivo con el terrible error de Le Monde.

Ya lo comentamos tras la muerte y los homenajes a Enrique Meneses. Oír hablar de fotografía y de apoyo a los reporteros en ciertos medios es como cuando Vargas Llosa habla de la libertad. Que se refiere sólo a la de mercado. Y no cuela.

Y es que a mi también me gustan muchos de los retratos de Mordinzki. Pero, puestos a elegir, me quedo con los que ha hecho de Eduardo Galeano y García Márquez.

Loading Facebook Comments ...

  One Response to “Vargas Llosa, Mordzinski y El País”

  1. Yo le recomendarioa a mordzinski que esta vez lo haga con un iphone ipod hipstamatic y kitcam y que ademas va a viajar como un poseso que le sucedera como a capa si tiene hijos o nieto les va a alegrar cuando descubran los negativos algo similar paso con guglielmo sandri su archivos estaban en la calle para que los recogiera el camion de la basura o algo por el estilo pensar cuanrtos fotografos perdieron sus archivos en los bombardeos de la segunda guerra mundial por toda europa una putada pero vargas llosa pensara que tampoco son tan importantes habran muchos escritores que estaran muertos pero estan los libros que es la mejor manera que las fotos pasen a la historia hasta que el papel aguante pero esta vez mordzinski hazlo con un iphone-ipod que las fotos tampoco eran ninguna maravilla ni de luz ni de composicion eran solo en su mayoria fotos de editorial para la contraportada o la solapa del libro.

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>