Sep 032012
 

Tantos años hablando de ello y ya está aquí. En sólo unos días tres nuevas cámaras han saltado al escenario abanderando la posibilidad de instalar aplicaciones. La idea es tan sencilla como lógica: plantar cara a los móviles usando una de sus mejores bazas.

La Sony NEX-5R, la Nikon Coolpix S800c y la singular Samsung Galaxy Camera han abierto la veda. Son las primeras pero parece evidente que no serán las únicas y que, seguramente, estamos ante la nueva moda de la temporada.

Filtros, herramientas para compartir en redes sociales, juegos… la lista es interminable. Basta asomarse a las opciones de la App Store de Apple o de Google Play de Android para hacerse una idea de los que nos espera. ¿Juegos en una cámara? ¿Esperar la foto de nuestra vida colocando fichas del Apalabrados? En realidad tampoco sería una gran novedad porque hace ya muchos años había alguna réflex -no recuerdo si de Kodak o de Canon- que llevaban instalados juegos.

Ante la previsible reacción encendida de los puristas al ver como las cámaras saben cada vez más de informática que de luz, que no cunda el pánico. ¿Es una buena o una mala noticia? ¿O simplemente algo que tenía que ocurrir?

De hecho, como suele pasar con los primeros pasos de lo que podría ser una tendencia mayoritaria, siempre hay más dudas que respuestas. ¿Permitirán los fabricantes de cámaras que desarrolladores externos ganen dinero con aplicaciones instaladas en sus cámaras? ¿Sacará cada firma un sistema cerrado (como Sony con su NEX-5R) o es más lógico pensar en Android como sistema abierto y consolidado?

¿Alguien se imagina a Nikon, Olympus o Canon negociando con las operadoras contratos de tarifas de datos para conectar sus cámaras? Sony y Samsung tienen experiencia en estos ámbitos por su gama de móviles, pero a los grandes del sector cuesta imaginarlos.

¿Anulará Instagram y sus omnipresentes filtros las diferencias de calidad entre unos y otros modelos? ¿Servirá para que ahora las fotos de gatitos o de comida las saquemos con cámaras dotadas de un potente zoom e increíbles prestaciones? ¿Serán necesarias si al final recurriremos a los mismos efectos homogeneizantes?

Tal vez, como ocurre con el iPhone, las prestaciones dejarán de ser el datos más importante para ceder ese puesto a la oferta de Apps disponibles, la conectividad… Tal vez tengamos que actualizar aquello de si las fotos las hace el fotógrafo o la cámara. Ni uno ni otro. Ahora las harán las aplicaciones.

 Posted by at 8:00 am
Loading Facebook Comments ...

  3 Responses to “Y las aplicaciones llegaron a las cámaras”

  1. Buen cambio de aspecto del blog, si señor ! Me imagino hablando por telefono con la reflex y escuchando musica y, cuando de repente surge ante ti la foto de tu vida, la camara se cuelga porque la app de la musica no se lleva bien con la de los filtros … cada cosa para lo que es.

  2. Buena limpieza de cara.

    Saludos.

  3. Pero con esas cámaras sigues necesitando (es un decir) llevar el teléfono en el bolsillo. Con el teléfono, en general, no necesitas (también es un decir) llevar la cámara… Y sí, creo que con el tiempo, si te cambias de operadora de telefonía, te ofrecerán una cámara de teléfono.

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>