Feb 292012
 

Si el objetivo era conseguir un titular y convertirse en uno de los temas de conversación tecnológica de la semana, Nokia lo ha conseguido. Y es que cuesta resistirse a algo tan goloso como “¡un móvil con 41 megapíxeles!” Así que todos los medios -especializados y generalistas- hemos hablado largo y tendido sobre este trasto en las últimas horas.

Pero pasada la histeria inicial y tras los correpondientes chistes sobre tan absurda -al menos a primera vista- resolución, hay algunas cuestiones que quedan en el aire. Empezando por saber si en realidad Nokia pensaba que alguien se iba a parar a leer hasta ese punto en el que explican que, en realidad, el móvil está pensado para trabajar a 5 u 8 megapíxeles.

¿En serio? Si era así me temo que el fracaso ha sido rotundo porque a estas alturas todo el mundo conoce el 808 PureView como el teléfono de los 41 megapíxeles. De todos modos y teniendo en cuenta que la compañía no ha dudado en rotular esta cifra junto a la cámara del terminal igual tampoco les ha cogido por sorpresa.

Claro que, puestos a hacernos preguntas hay un par de dudas existenciales en formato “y si…” que resuenan en el sector desde que este modelo vió la luz. ¿Y si Nokia le hubiera puesto a este teléfono un sistema operativo en condiciones? ¿Y si en vez de esos 41 megapíxeles con su oversampling y todo eso hubiera combinado ese tamaño de sensor con una resolución de 8 o 12 megapíxeles?

Posiblemente nunca sabremos la respuesta. O tal vez sí: a la mayoría nos seguiría sobrando calidad y resolución por todos lados porque Instagram y sus filtros viejunos y de colorines no entiende de estas cosas.

Loading Facebook Comments ...

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>