Jun 042014
 

estrella_980

Ésta vez no hay paella. Ni con cebolla ni sin cebolla. Es uno de los chistes más recurrentes que se repiten durante la grabación del nuevo anuncio de Estrella Damm, recién estrenado pero rodado en una cala de la Costa Brava catalana hace unas semanas. No hay paella, pero seguro que este año la polémica salta por cualquier otro motivo. Es ya parte de la tradición de un spot que se ha convertido en un clásico y que en cierto modo marca el inicio del verano en su versión más mediterránea.

Cerveza, playa, música, una canción que sonará mucho durante los próximos días, biquinis, sol, alguna barba de moderno… Una bonita historia que, con sus variaciones, acude puntual a su cita desde hace unos años.

Pero, ¿cómo es un rodaje de este tipo? ¿Qué cámaras se usan? ¿Cuánta gente trabaja en él? Desde que el año pasado descubrimos una Blackmagic en manos de una de las protagonistas del anuncio –sí, somos de los que nos fijamos en esas cosas- teníamos curiosidad por verlo desde dentro.

Así que el pasado mes de mayo nos calzamos las gafas de sol y durante un par de días convivimos con el equipo de rodaje. También nos colamos entre los figurantes para intentar chupar un poco de cámara y tener nuestros segundos de gloria publicitaria, pero a la vista del montaje final parece que eso no lo conseguimos.

Seguír leyendo en Quesabesde

 Posted by at 7:00 am
Loading Facebook Comments ...

  One Response to “Así se rodó el anuncio del verano”

  1. […] catalana. De recuerdo nos trajimos un montón de fotos y, como no todas han encontrado hueco en el artículo que publicábamos hace unos días, nada mejor que aprovechar los jueves fotográficos de esta casa […]

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>