Nov 182013
 
Vari_Carames

© Vari Caramés

El fotógrafo gallego Vari Caramés ha sido elegido ganador en  el VI Premio Internacional de Fotografía Contemporánea Pilar Citoler. Un certamen organizado por esta coleccionista y que consta de una dotación de 15.000 euros para el ganador en concepto de compra de la instantánea seleccionada.

Llego tarde al debate suscitado durante los últimos días alrededor de “Bam, bam”, la foto ganadora. Más allá de los chistes de siempre sobre el arte o la capacidad de un niño de tres años con una Lomo de hacer algo parecido, casi todo está ya dicho. Los chicos de Cienojetes, por supuesto, no han faltado a la cita y le han dado un buen repaso.

Es cierto que aquí no hay dinero púbico y que la señora Citoler puede gastarse sus 15.000 euros en la fotografía que le de la gana. También es verdad que lo del foco y lo del grano de la foto no es motivo suficiente para sacar la mano a pasear, porque como dicen los maestros las normas hay que conocerlas para luego saltárselas.

Pero claro, luego lees el discurso que pretende contextualizar y justificar la obra (“es una ventana imaginaria, una manera de ver el mundo a través de, de dentro hacia fuera y de fuera hacia adentro…”) y entiendes los palos y los chistes. Y es que a veces lo ponen en bandeja.

De todos modos, no a todo el mundo le ha parecido un error el premio y varias personas que posiblemente entienden mucho más de arte fotográfico que el que perpetra este blog han dado su visto bueno a la elección y alabado la obra de Caramés. Curiosamente en todos los casos se recurre a un argumento que también menciona el jurado del premio: la coherencia de la obra y el autor.

No se trata -parecen querer decir- de una instantánea aislada, un experimento raro o un churro desenfocado y de color verde como estará pensando más de uno, sino que es parte de un discurso más amplio y fiel con un estilo y mensaje definidos.

¿Mejor ahora? Pues me temo que no. Porque Bustamente, por poner un ejemplo de navideña actualidad, también es muy coherente con lo suyo -lleva años haciendo la misma mierda- y eso no sirve de consuelo ni de justificación. Ni hace que su música sea más soportable, claro.

La coherencia no es ni más ni menos que decir que tiene un estilo propio. Algo que se presupone de cualquier autor con cierta trayectoria. En ese caso la incoherencia puede ser un alivio si de lo que se trata es de corregir el rumbo y apuntar hacia algo mejor.

Porque lo que algunos simplones esperamos de una fotografía es que nos cuente algo. E incluso estamos dispuestos a soportar que estén ligeramente desenfocadas y con mucho grano como aquellas de Robert Capa en la playa. Pero lo cierto es que por mucho que miro la foto en toda su coherencia no llego a entender lo que Vari me quiere contar. Supongo que, como suele pasar en estos casos, es culpa mía.

 

Loading Facebook Comments ...

  One Response to “La coherencia del artista”

  1. Bueno como dices, el premio es privado y cada cual hace con su dinero lo que quiere, otra cosa es que luego la gente juzgue y pueda decir lo que quiera, que también está en su derecho.

    Lo que se merece este premio es no tener ninguna repercusión, me da igual que se premie a una trayectoria… si es así, que se elija una buena foto de esa trayectoria y no esta, que de verdad el único mérito que tiene es presentarla a un concurso con 15000 euros de premio, siendo además un fotógrafo reconocido y que encima salga elegida. Debería de ser suficiente para arruinar el futuro de ese premio y que no salga nunca más publicado en sitio alguno, así como la falta de coherencia del autor al utilizar una imagen difícil de tragar.

    Pero esto no es una excepción, en todos los concursos de este pais se ven cosas similares. En unos “los de amateurs” se premia cualquier cosa que quede bonita y resultona, aunque en realidad sea un patata disfrazada de buenos modos. En los “profesionales” chorradas como estas donde lo que se premia es tener el nombre de algún “reconocido” o “histórico” entre su lista de premiados en el mejor de los caso. En otros es el enchufismo, amigismo y peloteo diverso, solo si conocemos el mundo que rodea estas cosas se puede ver la luz y la luz habla solo de dolares o euros y no de calidad.

    A mi me gustaría ver quien es el guapo que colgará esta foto en una pared sin poner el nombre del autor, bueno… hay quien la ha premiado y ha hecho público su fallo, no se que es peor.

    Salud.

    Pd: por cierto, las fotos de Cappa en aquella playa son igual de malas y no merecen el reconocimiento que tienen, es otro caso más de como funciona este negocio donde lo que prima es los dollares que se pueden sacar por encima de la calidad que se muestra.

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>