May 062014
 
Mary-EllenMark

Mary Ellen Mark frente a su particular pelotón de fusilamiento.

Pero, ¿los Sony World Photography Awards no se habían anunciado ya hace semanas? Seguro que más de uno estaba convencido de ello. Un despiste más que justificado teniendo en cuenta el goteo de noticias sobre finalistas y ganadores -por países o categoría- que la organización había ido dosificando durante el último mes. Pero no, en realidad fue el jueves pasado cuando se desveló la lista oficial de premiados en Londres. Así que hasta allá nos fuimos con nuestra mejor pajarita y todo, of course.

Una ceremonia con centenares de invitados, prensa de todo el mundo, muchas copas y cubiertos sobre la mesa. En definitiva, todo lo bueno y lo malo de una entrega de premios. Detalles al margen –ese tinto hay que mejorarlo-, de lo que se trataba era de festejar la fotografía.

El año pasado ya usamos el mismo discurso, pero desgraciadamente sigue siendo válido: si algo hace falta entre tanta mala noticia para la industria y la profesión es un poco de alegría. Así que un par de brindis por ello nunca vienen mal.

Con 14 categorías, estos premios anuales suponen un buen recorrido por lo mejor que se ha hecho en los últimos doce meses en casi todas las áreas. Lo mejor con todas las comillas que siempre hay que ponerle a cualquier premio, porque seguro que ahí fuera hay un montón de trabajos excelentes que se quedan sin ningún reconocimiento. Malos tiempos para el sector, buenos para la fotografía. Otro tópico al que es fácil recurrir.

La norteamericana Sara Naomi Lewkowicz fue -por usar el lenguaje habitual de los premios- la triunfadora de la noche al hacerse con el premio en la categoría de actualidad y el máximo reconocimiento: el denominado L’Iris d’Or. Una decisión más que aplaudida y a la que cabe poner pocos reparos. Su reportaje sobre la violencia doméstica en Estados Unidos ya obtuvo un World Press Photo en la última convocatoria, y sin duda tiene todavía mucho recorrido por delante. Imágenes entre lo duro y lo cotidiano que retratan este drama desde dentro.

La realidad. De eso se trata, comentaba por la mañana Mary Ellen Mark, invitada de honor de la ceremonia durante la rueda de prensa. Aunque su nombre igual pilla a alguno despistado, sus fotos son fáciles de reconocer. Figuran en cualquier recorrido fotográfico por el siglo XX y su nombre –menos mediático tal vez que otros- aparece siempre al hablar de grandes retratistas.

Seguir leyendo en Quesabesde

 

Loading Facebook Comments ...

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>