Oct 302015
 

canela_llamada_puma_2

Aventura, libro e incluso fotografía son palabras que en los últimos años parecen haber perdido parte de su valor, asegura Albert Pedrol, uno de los fundadores de la librería barcelonesa Altäir. Cualquiera puede hacer fotos, editar un libro e incluso hablar de aventura, pero solo cuando tienes delante un auténtico libro de fotografía y viajes eres consciente de que alcanzar y combinar esos tres ingredientes no es tan sencillo. Requiere tiempo, paciencia, kilómetros, profesión…

Meritxell Margarit añade algo más a la receta: deseo. “Si deseas algo, hazlo así de sencillo.” Fue así como surgió “Looking for the wild”, un viaje que llevó al fotógrafo Andoni Canela alrededor del mundo con su familia –Meritxell es su pareja- a lo largo de 15 meses en busca de algunos de los animales más fascinantes del planeta.

“La llamada del puma”, que la semana pasada se presentó en la librería Oryx de Barcelona y ya se puede comprar en algunos comercios, es la obra que recoge esta aventura en mayúsculas que tuvo también su seguimiento en Quesabesde. El cambio de nombre respecto al proyecto inicial tiene mucho que ver –según explicaron los protagonistas- con esa idea del deseo como motor del viaje.

canela_llamada_puma_12

Unai, el hijo mayor de la pareja, fue lo primero que dijo cuando surgió la idea del viaje: quería ver un puma. Y no solo lo vio –muchos, en realidad-, sino que aquella llamada se convirtió en el título de esta obra a medio camino entre un libro de fotografía, un álbum familiar y un anecdotario de un viaje increíble.

Y es que además de Andoni y Meritxell –que se ha ocupado de los textos- los dos hijos forman parte de esta historia. Basta escuchar a Unai relatar sus aventuras con canguros, elefantes o ciclones para que se disipe cualquier duda al respecto: el mundo y los viajes son el mejor colegio posible.

Seguir leyendo en Quesabesde