Oct 302015
 

canela_llamada_puma_2

Aventura, libro e incluso fotografía son palabras que en los últimos años parecen haber perdido parte de su valor, asegura Albert Pedrol, uno de los fundadores de la librería barcelonesa Altäir. Cualquiera puede hacer fotos, editar un libro e incluso hablar de aventura, pero solo cuando tienes delante un auténtico libro de fotografía y viajes eres consciente de que alcanzar y combinar esos tres ingredientes no es tan sencillo. Requiere tiempo, paciencia, kilómetros, profesión…

Meritxell Margarit añade algo más a la receta: deseo. “Si deseas algo, hazlo así de sencillo.” Fue así como surgió “Looking for the wild”, un viaje que llevó al fotógrafo Andoni Canela alrededor del mundo con su familia –Meritxell es su pareja- a lo largo de 15 meses en busca de algunos de los animales más fascinantes del planeta.

“La llamada del puma”, que la semana pasada se presentó en la librería Oryx de Barcelona y ya se puede comprar en algunos comercios, es la obra que recoge esta aventura en mayúsculas que tuvo también su seguimiento en Quesabesde. El cambio de nombre respecto al proyecto inicial tiene mucho que ver –según explicaron los protagonistas- con esa idea del deseo como motor del viaje.

canela_llamada_puma_12

Unai, el hijo mayor de la pareja, fue lo primero que dijo cuando surgió la idea del viaje: quería ver un puma. Y no solo lo vio –muchos, en realidad-, sino que aquella llamada se convirtió en el título de esta obra a medio camino entre un libro de fotografía, un álbum familiar y un anecdotario de un viaje increíble.

Y es que además de Andoni y Meritxell –que se ha ocupado de los textos- los dos hijos forman parte de esta historia. Basta escuchar a Unai relatar sus aventuras con canguros, elefantes o ciclones para que se disipe cualquier duda al respecto: el mundo y los viajes son el mejor colegio posible.

Seguir leyendo en Quesabesde

Mar 282013
 

Internet está repleto de vídeos de viajes y trayectos en tren. ¿Qué tiene de especial el que grabaron Rubén y Cristina en agosto de 2010 y que apareció publicado hace pocos días para haberse convertido en uno de los seleccionados por el equipo de Vimeo y en una especie de fenómeno en muchos países? Posiblemente ese algo indescriptible que hace que, después de verlo, uno sólo pueda pensar en hacer la maleta, coger la cámara y asomarse a la ventanilla del Transiberiano.

De ello hablamos con esta pareja que conforma la productora FACTORIA y que está detrás de proyectos como “Lost in Bilbao” -posteriormente replicado en otras ciudades- y del programa “Nick dut nik” emitido durante tres años en ETB, la televisión autonómica vasca. Pero el ya famoso vídeo no era trabajo, sino un resumen de un mes de vacaciones y un trayecto en tren desde Pekín hasta Moscú. En trenes, mejor dicho: el mítico Transiberiano y el menos conocido Transmongoliano.

Es complicado establecer fronteras entre el trabajo y el ocio cuando ambas cosas son lo mismo, nos cuenta Rubén Sánchez, pero en el caso de este vídeo ha sido todo completamente improvisado y fortuito. En realidad eran sus vacaciones de verano. Un viaje de un mes concentrado en un vídeo de poco más de 4 minutos que ya acumulaba 100.000 visitas a la semana de ser publicado. No mucho para YouTube pero sí para Vimeo, un portal menos masivo y donde prima más la calidad.

Desde hace una semana este barcelonés y Cristina Fernández, de Bilbao, no paran de conceder entrevistas. Primero fue The Huffington Post en su versión estadounidense. Después, revistas y medios de todo el mundo, el telediario de La 1 e incluso una exposición de arte multimedia en Filadelfia, en la que este vídeo se está exhibiendo.

Seguir leyendo en QUESABESDE