Mar 142012
 

Uno de esos casos que seguramente se estudiará dentro de no mucho en esas prestigiosas escuelas de negocio de las que salen nuestros líderes y gurús favoritos. Caso práctico, muchachos: una cámara de éxito con un precio considerable en la que de repente se detecta un fallo. No es nada terriblemente grave pero en la red se monta un revuelo considerable. ¿Qué hace la compañía?

Pues ni más ni menos que reconocer que hay un error, que afecta al sensor, y que se dispone a lanzar una versión nueva de ese captor para solventar de una vez por todas el problema.

Aunque ha tardado un poco y ha pasado por la típica fase de intentar minimizar el fallo -o contextualizarlo, mejor dicho- el último comunicado oficial deja poco margen a las dudas. ¿O no?

Porque si algo hay ahora mismo sobre la mesa son preguntas que Fujifilm no debería tardar en responder. ¿Qué pasará con los miles de cámaras vendidas hasta ahora? ¿Se sustituirán por modelos nuevos con la versión modificada del sensor? ¿Tendrán que pasar por el servicio técnico?

Continue reading »