Feb 262011
 

Quién quiere rumores cuando tenemos entre manos un auténtico notición. Efectivamente, esta semana Sony (nos) ha confirmado lo que igual algunos ya imaginaban: todas los futuros modelos de la gama Alpha usarán la tecnología de espejo semitransparente que ya emplean las A55V y A33.

Adios por tanto a los espejos móviles y a las SLR, que ahora cederán su espacio en toda la gama -desde los modelos más sencillos hasta la línea de formato completo, suponiendo que Sony la mantenga viva- a las cámaras de tipo SLT (single lens translucent).

Ahora que lo pienso, al final va a parecer que tenemos manía a las réflex, porque es ya el segundo epitafio que escribimos en unos meses.  El otoño pasado Olympus nos dejó entrever (en una entrevista que trajo mucha cola) que las SLR del sistema Cuatro Tercios -y sus ópticas- no tenían demasiado hueco en sus planes de futuro.

Ahora es Sony quien dice adios a las SLR de toda la vida para apostar por una tecnología ya conocida pero que se ha reinventado en versión digital.

He de confesar que yo era uno de esos convencidos de que esto del espejo translúcido no era más que un experimento o un globo sonda. Pero está claro que Sony va muy en serio y quiere explotar su factor diferencial en este mercado.

Entre las muchas dudas que suscita esta decisión, me quedo con un par: ¿seguirán este mismo camino otras firmas tal y como nos aseguraron algunos de los portavoces de la compañía?